Ante el drama de los refugiados, aprendamos de los daneses

Las canalladas hacia los refugiados  de los últimos meses se unen a las cometidas con los inmigrantes del sur global de los últimos años. ¿qué hacer? ¿nos conformamos con salir un día a protestar?

Podemos aprender mucho de la forma en que los daneses protegieron a los judíos de los Nazis y sus estrategias de no_cooperación.

“Se decidió que los judíos serían capturados y evacuados inmediatamente en la noche del 1 al 2 de octubre de 1943. Como no se podía contar ni con los daneses, ni con los judíos, ni tampoco con las tropas alemanas destinadas allí, se hizo transportar desde Alemania a tres compañías de policía (S.D) para proceder a la búsqueda de los judíos casa por casa, así como barcos de una capacidad suficiente para transportar un mínimo de 5.000 personas.

(…) Durante este tiempo, la población danesa, que se esperaba desde hacía mucho tiempo la detención de judíos, ayudó a estos a trasladarse a Suecia en embarcaciones pesqueras. Las redes de resistencia tomaron a su cargo la financiación de estos viajes. Por un lado, los responsables judíos informaron a sus comunidades locales de lo inminente de los arrestos. Esta noticia fue difundida en las sinagogas durante los oficios. Y los judíos tuvieron el tiempo justo para evacuar sus apartamentos y esconderse en familias no judías. Los hospitales y las clínicas de Copenhague dieron de alta a todos sus pacientes con nombre judío, y, sin dar tiempo ni a cambiar las camas, fueron inmediatamente readmitidos con otros nombres. Algunas clínicas llegaron a hospitalizar familias enteras de judíos en perfecto estado de salud. El Bispebjerg Hospital de Copenhague se transformó del día a la noche, en un verdadero campo de tránsito; admitían grupos de 100 judíos, los proveían de víveres y dinero, y los dirigían hacia las organizaciones de resistencia.

(…) Este movimiento de resistencia decidida de los daneses, unido a la no-colaboración de ciertas autoridades alemanas con las órdenes nazis tuvo como resultado que solo 477 personas fueran arrestadas, entre un total de 7.801 judíos daneses. Unos 50 de entre ellos fueron rechazados por motivos de salud; por tanto, finalmente fueron solo 425 los judíos reportados – el 5% de la población judía danesa -, y embarcados en el vapor alemán Wartheland, previsto para transportar “por lo menos 5.000 personas”.

Puedes conocer más en profundidad otros aspectos de la estagegia de no-colaboración de los daneses aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *