Este domingo Acto de calle con motivo del 18D Solidaridad con los Migrantes. Manifiesto

Domingo 17, con motivo del Dia Internacional del Migrante realizaremos una jornada uniéndonos a la campaña intenacional de ayuno 18D-Solidarity similar a la del año pasado. Comenzaremos a las 13 h. en la Puerta del Sol con el Acto Central y después tendremos debates, actuaciones, microeatro hasta las 17 h.

MANIFIESTO 18D

Sigue habiendo.

Sigue habiendo personas que buscan refugio, sigue habiendo migrantes, sigue habiendo muertos al intentar llegar a la orilla, cruzar la frontera, alcanzar sueños, huir de la miseria, de persecuciones, muertes, asesinatos y desesperanza de jóvenes para conseguir trabajo y un futuro mejor. En lo que va de año unos 29.000 refugiados han llegado a tierras griegas; la violencia del ejército de Myanmar ha obligado a 620.000 musulmanes rohingya a huir a Bangladesh; más de 3 millones de refugiados malviviendo en Turquía, país con quien la unión Europea firmó un acuerdo para que se quedara con sus refugiados, país denunciado por vulnerar los derechos humanos; es necesario recordar siempre la VERGÜENZA de la Unión Europea por el incumplimiento del acuerdo, expirado en Septiembre de este año, para acoger a 160.000 refugiados; se han acogido a 44.300, un 27%, estando el gobierno español por debajo de la media, acogiendo tan sólo al 11,4% de su compromiso. Recordar que, en lo que va de año, 2.726 personas han muerto ahogadas en el mar Mediterráneo, 2.726 personas muertas, no nos acostumbremos a escuchar cifras; 467 no llegaron, pereciendo en el desierto del Sahara. 328 personas mueren al intentar llegar a Estados Unidos por Méjico, mientras que el gobierno de Trump piensa en más muros, más altos, más impenetrables. En total, en lo que va de año, han muerto en el mundo 4526 personas, cada una de ellas con un rostro, una familia, una historia, con nombre y apellidos, con sueños.

Por todo ello pedimos no olvidar y sí recordar; pedimos recibir y no rechazar, acoger y no explotar, favorecer y no dificultar, procurar sonrisas y alegrías, y no tristezas, luto y llantos; para que, DE UNA VEZ POR TODAS, no haya más muertos y desaparecidos en ninguna parte del Mundo.

 

Sería de Justicia.

            Sería de Justicia que no tuvieran que irse de sus hogares, que huir, a no ser que, con libertad, quisieran conocer otros países, otras culturas, eso tampoco debería impedirse; sería de Justicia que pudieran tener lo necesario para vivir en sus tierras y de sus tierras, sin tener que verse obligados/as a buscarlo en otros países; Sería de Justicia que no hubiera guerras; sería de Justicia que no hubiera hambre, que no hubiera enfermedades innecesarias, o que las pudieran curar. Una indígena pedía a occidente sólo una cosa: “¡que les dejáramos tranquilos!”; eso es lo que necesitan muchos pueblos: que no saqueemos sus recursos, que no compremos todas sus tierras para monocultivos con el único fin de que la agroindustria se siga enriqueciendo; que no mantengamos, directa o indirectamente, conflictos armados, guerras, para poder conseguir recursos minerales o energéticos más baratos, o de forma más fácil; que no mantengamos dictadores, una clase elitista que se enriquece cada vez más, mientras cada vez más los pueblos se empobrecen, son tiranizados y se hunden en la miseria, con el único fin de que las multinacionales puedan acceder fácilmente a los recursos que hay en las entrañas de sus tierras.

¡Que les dejemos en Paz!, eso nos piden, que los pueblos puedan tomar las riendas de su propia historia y poder construir su propio futuro. Que sólo exista un intercambio de valores para construir, no para destruir. Que no exista ni Norte ni Sur.

           

Refugiados y ecología.

            No nos olvidemos de las migraciones que se producen a consecuencia del clima, de desastres naturales, de sequías, inundaciones; siempre se ha hablado de migrantes debido a las guerras, la pobreza, migrantes en busca de un futuro mejor… pero pocas veces se menciona a los migrantes debido al cambio climático; cada vez son más y más graves estas inclemencias que hacen que millones de personas tengan que desplazarse de sus hogares; la ONU alertó el mes pasado que 13,9 millones de personas se ven desplazadas de sus hogares forzosamente cada año en el mundo a consecuencia de desastres naturales; a partir de 2100 (si llegamos) habrá unas 1.000 millones de personas que se pueden ver obligadas a migrar debido (sólo) a la subida del nivel del mar, no hay que olvidar que más de 75 millones de personas viven sólo a un metro por encima de éste. Y tenemos otra vez en el norte, en sus multinacionales y sus gobiernos, en el estilo de vida que llevamos, la causa de esta tragedia: la expulsión de gases de efecto invernadero; los residuos de todo tipo que son llevados a países del sur, convirtiendo el Sur en un estercolero; contaminando ríos, lagos y mares; la deforestación de bosques primigenios, de selvas ecuatoriales, arrasando zonas boscosas enteras, exterminando y expulsando a todo ser que lo habita; la extensión de granjas intensivas de ganado porcino, bovino y, sobre todo, vacuno. Todo ello incrementa el cambio climático a un nivel alarmante.

Por todo esto pedimos que se cuide a la Tierra, que se respete a todo ser animal y vegetal, que se cuiden los mares, los ríos, las montañas, el aire, las plantes, los animales… cuidar todo esto es cuidar también a la humanidad. Cuidar el clima es tarea de todos, de los gobiernos que legislan, de las empresas que hacen negocio de todo esto, y de cada uno de nosotros como consumidores; seamos consumidores responsables.

 

            Os animamos, por 6º año consecutivo, a un ayuno mundial en solidaridad con las personas que se ven forzadas a migrar. Nos dirigimos a todo tipo de organización, colectivo y grupos de personas que trabajan, en diferentes ámbitos de compromiso, con las personas migrantes que sufren injusticias en cualquier parte del mundo. Nos dirigimos a la población en general, para que se sensibilice, tome partido y lleve a cabo acciones noviolentas en solidaridad con todos los pueblos y todas las personas que sufren algún tipo de injusticia. Te convocamos a unirte en el lugar que estés

 

  • A que ese día se promueva un ayuno solidarioen solidaridad con las personas migrantes.
  • A que realices actos para hacer visible ese ayuno y el sentido que tiene, o que te unas a acciones ya convocadas.
  • A que se firme y se difunda este manifiesto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *