Notas de la Jornada con Rajagopal, de Ekta Parishad (India)

El viernes 14 de abril invitamos a Rajagopal, del movimiento Ekta Parishad de la India, para que nos contara su experiencia en la lucha no violenta de esta organización por los derechos de los sin tierra, para lograr una reforma que social y agraria que mejore sus condiciones de vida. La jornada forma parte del ciclo de jornadas formativas de noviolencia organizadas por la la campaña Noviolencia2018.

Rajagopal: La única forma de luchar contra la violencia estructural del Estado y el mercado es el movimiento social no violento.

Talleres de formación con jóvenes

Una de las acciones centrales de Ekta Parishad son los talleres de formación en noviolencia con jóvenes. Se han dado cuenta de que los jóvenes tienen mucha rabia, están enfadados con la sociedad por la falta de oportunidades, la pobreza, la desigualdad, el paro, etc. Por eso es sus talleres tratan de transmitirles la idea de responsabilidad y de que pueden hacer algo para cambiar las cosas, más allá de quejarse y esperar que otros vengan a cambiar su vida.

La formación tiene cuatro partes o elementos diferenciados:

1) Construir confianza: los primeros tres días los dedican a cultivar en los jóvenes la confianza en sí mismos y en su capacidad de cambiar su situación y la de sus comunidades. Hay que contrarrestar la idea que se les inculca (medios de comunicación, sistema educativo, etc.) de que no valen para nada. Es un proceso difícil sin el que no se puede empezar a trabajar

2) Entender la injusticia: el segundo aspecto a trabajar es el de entender las injusticias sociales y cómo estas están construidas por el ser humano, y que por lo tanto pueden ser también solucionadas por el ser humano. Se trata de cuestionar que el sistema de injusticias (castas, karma, etc.) no puede cambiar y al mismo tiempo que entiendan cuáles son las injusticias concretas que más afectan sus vidas.

3) Enseñar la no violencia: enseñar la noviolencia como forma de lucha activa contra la violencia estructural. Hay que encontrar caminos creativos para canalizar su enfado de una forma no violenta, sino creativa y que permita cambiar las cosas a mejor para todos.

4) Leyes e instituciones: la última parte de la formación se dedica a enseñarles cómo funcionan las leyes y las instituciones que más relación tienen con sus situaciones sociales, y cómo pueden usarlas para mejorarlas.

Después estos jóvenes vuelven a sus comunidades, y la idea es que organicen en éstas grupos de acción no violenta y refuercen los lazos comunitarios.

Los 4 elementos del proceso de cambio social

1) Entrenar a los organizadores: para que un proceso de cambio social no violento pueda funcionar bien, lo primero que hace falta es que haya organizadores o dinamizadores entrenados en la lucha no violenta.

2) Crear grupos de trabajo en la comunidad: los organizadores contribuyen a crear grupos de trabajo.

3) La comunidad se autoorganiza y refuerza sus vínculos internos.

4) La comunidad autoorganizada es capaz de introducir el cambio en la sociedad

Las 6 etapas de la transformación social

La transformación es un proceso lento, por lo que es importante entrenar la paciencia.

1) Decidir que se quiere salir de la situación de pobreza por sí mismos (sin esperar que otro les solucione el problema).

2) Decidir “no tirar piedras contra el propio tejado”. Cuando se consigue una mejora no echarla a perder, como por ejemplo, malgastar el dinero en alcohol.

3) Para cambiar mi vida debo empezar a moverme.

4) Moverse solo no ayuda, hay que hacerlo en grupo. (Aquí empieza la formación de la comunidad).

5) Además de luchar por el cambio en mi vida, voy a solidarizarme con otras luchas.

6) Todas las luchas deberían ser no violentas → además de ese modo es más fácil que sean compatibles entre sí y remen en la misma dirección.

Hacer de la necesidad una oportunidad

Cuando hablan con las comunidades, éstas se quejan de que tienen que caminar muchos kilómetros para acceder a los recursos básicos como agua, madera, etc.; también se quejan de que tienen pocos alimentos y comen una vez al día; y de que tienen que dormir muchos juntos en malas condiciones.

Estas necesidades se vuelven oportunidades cuando se utilizan para una acción asumida voluntariamente por ellos: puesto que pueden caminar, vivir con poca comida y dormir en el suelo, pueden hacer una marcha hasta la capital para pedir políticas que mejoren sus derechos de acceso a la tierra para cultivar.

Descentralizar la acción al máximo

The Magic of One: La magia de uno consiste en distribuir las tareas que hay que hacer en favor del movimiento, de forma que la carga de trabajo sea más ligera para cada persona o familia que apoya la campaña.

– Cada día, cada familia ahorra una rupia para la campaña.

– Cada día, cada familia ahorra un puñado de arroz para la marcha.

– Cada familia envía a una persona a la marcha.

– Cada familia envía una carta al Primer ministro de la India.

– Cada familia aporta una persona para 1 mes de trabajo comunitario.

De ese modo, cuando tienen que hacer la marcha tienen dinero, comida, personas y cuando llegan el ministro ya les está esperando y sabe a lo que van.

La economía del regalo (gift economy)

El movimiento y las campañas se financian en gran parte con personas que aportan desinteresadamente:

– Su tiempo de trabajo.

– Sus ideas, su experiencia y sabiduría (por ejemplo, personas mayores).

– Su dinero, con donaciones.

– Su vida, entregándose a lo que sea necesario aportar.

El movimiento social se contruye sobre 4 pilares:

– El poder de los marginados. Los pobres son los que tienen ese poder para cambiar las cosas, y hay que contar con ellos en todo momento.

– El poder de los jóvenes. Tienen mucha energía y muchas veces no saben como usarla, es necesario que aprendan a usarla en formas diferentes del consumismo y el individualismo.

– El poder de la solidaridad. El apoyo entre diferentes movimientos de diferentes lugares, por ejemplo, enviando cartas desde otros países.

– El poder de la noviolencia. En cualquier lugar hay gente dispuesta a hacer el bien, incluso en las instituciones más corruptas hay gente honesta. La noviolencia nos permite conectar con estas personas que tienen buenas intenciones, y que están atrapadas en un sistema social que les lleva a formar parte de la violencia estructural. Así es como se descubre a gente capaz dispuesta a ayudar.

En Europa hay movimientos sociales muy importantes:

La globalización nos afecta a todos, por eso las movilizaciones tienen que ser globales y conectadas también.

– Nantes en Francia.

– Contra la minería en Alemania

– Contra las semillas trangénicas en Bélgica

– Contra la ampliación del aeropuesto de Londres

– El 15M y la PAH en España.

La recuperación del conocimiento de lo comunitario

Además de estos vínculos de solidaridad, es importante tener un conocimiento más directo de la realidad que nos afecta directamente. Esto es algo que no se trabaja en el sistema educativo, en el que se aprende historia, matemáticas y política internacional, pero no se aprenden cosas tan básicas como de donde viene la comida que comemos o la ropa que vestimos, ni en qué condiciones se han producido.

Hay una desconexión muy importante entre nosotros y nuestra realidad: la comida la tomamos todos los días y la necesitamos para vivir, pero no sabemos nada de ella.

También hay una desconexión entre la cabeza y el corazón, en la educación se aprenden muchas cosas, pero pocas tienen una conexión directa con nuestras vidas y con las injusticias que vivimos.

Es necesario educar en conocer lo cercano y estrechar los vínculos con la comunidad con la que tenemos más relaciones materiales directas. Además, el uso masivo de los sistemas tecnológicos hace que los niños estén más fácilmente conectados con cosas que suceden en el mundo (teniendo en cuenta además el tipo de contenidos que abundan…) que con la situación de las personas de su comunidad, como el que les venden las verduras.

Necesidad de unificar las luchas

Para poder unificar las luchas de diferentes grupos e iniciativas son necesario partir de que todos ellos trabajan para mejorar la vida de los más pobres, que se comparte el objetivo central de liberar a los oprimidos, y lograr una sociedad más justa e igualitaria.

Además, hay que establecer también unos principios básicos no negociables: a) la no violencia, porque de lo que se trata es de luchar contra la violencia estructural del Estado y el mercado; b) ser un movimiento secular que no se asocia a ninguna religión y en la que se respetan todas, y en general que haya tolerancia hacia diferentes sensibilidade.s

El problema del individualismo

En Occidente hemos dejado que nuestras sociedades se desintegren. Todo aquello que constituía los lazos fundamentales de las comunidades se ha debilitado y ha desaparecido. Por un lado la iglesia, y principalmente la familia, son instituciones que generaban cierta cohesión social, y que hemos dejado que se debiliten ante el avance del mercado y del consumismo.

Es necesario reunir a las comunidades y reforzar sus vínculos desde lo cercano y lo inmediato, para superar el individualismo y poder hacer frente al Estado y al mercado. Hay que rechazar la idea de que estamos mejor solos para tener éxito en la sociedad. Sin la comunidad no hacemos ni somos nada.

Hay que pasar del yo y el mío, al nosotros y nuestro. Es en esa conexión con los demás en la que uno está seguro y puede también reconectar con la tierra, que es común.

Jai Jagat – Victoria para todo el mundo

Se trata de unificar todas las luchas bajo la idea de que se puede conseguir la victoria para todos, en una sociedad más igualitaria, sostenible y no violenta (sin opresión).

Los principios son la lucha, el diálogo y la creación.

La lucha no violenta sirve para dar visibilidad a los problemas de los pobres y promocionar los proyectos. Luego hay una segunda fase en la que hay que dialogar con otros grupos y organizaciones; y desde ahí construir oportunidades para un mundo mejor. Primero hay que influir en las políticas locales y luego en las políticas globales, en colaboración con otros países.

Congresos realizados:

En 2014 hicieron un congreso de no violencia y jóvenes

En 2016 un congreso de mujer y no violencia

En 2018 harán un congreso de economía no violenta.

Lo pilares de la campaña Jai Jaggat son:

→ Expandir la ética económica

→ Profundizar en la justicia social: es un concepto central que hay que desarrollar más.

→ Autogobierno de las personas: desarrollar la descentralización y la autonomía política.

→ Economía no violenta.

→ Diversidad cultural y tolerancia.

4 Ideas de Gandhi:

1) Que lo que hagas afecte a las personas más pobres y desfavorecidad. Al igual que en la familia siempre nos preocupamos de los más pequeños o con más necesidades, también en la sociedad deberíamos preocuparnos de las personas que están en peor situación.

2) Necesidad v.s. avaricia: Hay suficiente para las necesidades de todos, pero no lo suficiente para la avaricia de nadie. El avaricioso nunca tiene suficiente, y dando rienda suelta a su avaricia empobrece a todos los demás. Hay que desafiar la avaricia sin fin de acumulación económica.

3) Pasar de la producción en masa, a la producción por las masas. Que todos puedan participar en la producción para que la riqueza esté más repartida y haya para todos. En vez de que una empresa produzca todo, que hay trabajo para todo el mundo.

4) El fin no justica los medios. El cómo consigues algo afecta al significado de lo que has conseguido.

Todas estas ideas van en contra de la economía capitalista, motivada por el máximo beneficio individual logrado de cualquier modo.

Aplicar la no violencia

Más allá de hablar de no violencia es importante aplicarla en la práctica. Las personas violentas están constantemente empleando su violencia: ya sea en la economía, en la calle o en la guerra.

Criticar la violencia (como hacemos con la guerra) no es suficiente, hay que aplicar la noviolencia de forma activa en nuestras vidas. Esto quiere decir enfrentar las violencias indirectas y cotidianas que nos atraviesan, y que en última instancia son las que justifican y producen la violencia directa, de la guerra y las injusticias.

Como dicen en la India, hay que luchar primero contra la violencia que se instala en el corazón y la mente (las ideas y sentimientos violentos), la violencia en las palabras, y la violencia en la acción. De este modo, la noviolencia es un camino de lucha tanto interior como exterior: el cambio tienen que florecer primero en la persona, por dentro, para que luego pueda florecer el cambio en la sociedad.

Además, la noviolencia es también la fuerza de la bondad (en sánscrito), por lo que no se trata solo de una reacción contra la violencia, sino de una fuerza positiva de cambio.

En una sociedad no violenta se busca el bienestar y el beneficio para todos, sin excepción. La dictadura busca el beneficio de unos pocos en contra de la mayoría. La democracia es el bienestar de la mayoría en contra de las minoría (y también de las mayorías de otros países…). La sociedad no violente busca el beneficio de todos.

En este proyecto de cambio es necesario también un cambio interior, partiendo de la pregunta de quién soy y qué hago aquí. La pregunta más difícil que nos podemos hacer es ¿cuál es el sentido de la vida?

Contacto con la Campaña Noviolencia2018

Email: info@noviolencia2018.es

Facebook: noviolencia2018

Twitter: @noviolencia2018

Sála Metáforas. C/ Papagayo 8. Madrid – Metro Abrantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *